• Elias Assaf

El sur de Honduras, entre la sequía y la soledad.

Actualizado: may 9

Hace un par de semanas, junto a la organización CARE Internacional realizamos una gira de dos semanas en el sur de Honduras. El objetivo es documentar a través de videos en formato de historias de éxito, el resultado de una iniciativa llamada “Proyecto de Seguridad Alimentaria en el Corredor Seco” financiado con fondos del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP) por su sigla en inglés y la supervisión del Banco Mundial, donde se implementa el Proyecto de Seguridad Alimentaria en el Sur, a través del cual se espera mejorar las condiciones de vida de 12,000 hogares vulnerables en 25 municipios de los departamentos de Choluteca, El Paraíso y el sur de Francisco Morazán.

Es increíble lo que se aprende en estos viajes sobre los esfuerzos que nuestros agricultores realizan para poder subsistir pese a las dificultades del cambio climático y la escasez de agua en la zona.


En una comunidad llamada Cuminisca en el departamento de Choluteca, un grupo de productores se dedican a la siembra del ajonjolí. Este atípico cultivo, sostiene más de 10 familias en la zona, permitiéndoles crecer y salir adelante con sus familias.

Otra de las iniciativas visitadas, fue una asociación de madres solteras, que cansadas de no encontrar trabajo, decidieron aliarse y montar un pequeña granja avícola llamada "Bendición de Dios."

El acceso en un vehículo de doble tracción a estas zonas es muy difícil, y esto nos hace valorar el esfuerzo que los productores realizan para poder transportarse a los municipios para comprar insumos o vender sus productos.


En el departamento de El Paraíso, conocimos una iniciativa llamada "Huertos Comunitarios." Esta comunidad decidió montar su propia parcela para cosechar todo tipo de vegetales como ser: zanahoria, chile verde, papa y pataste, logrando así una seguridad alimentaria para los miembros de la comunidad.

Todas las personas visitadas, a pesar de vivir en situaciones difíciles, se mostraban alegres y con mucha esperanza de salir adelante.


Como Storyteller siempre aprendo mucho de las personas que entrevisto, y al final el mensaje es el mismo, la única manera de progresar es siempre avanzar con la frente en alto y con nuestros objetivos claros.




44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo