• Elias Assaf Abuallis

¿Qué cámara necesito para empezar?

Cuando empezamos en el fascinante mundo de la fotografía profesional, la primera pregunta que surge es ¿qué cámara compro para empezar?


En esta entrada, hablaremos sobre los modelos asequibles pero eficientes para adentrarte en el fascinante mundo de tomar fotos como un pro.


Lo primero que te debes plantear es si realmente necesitas una réflex. Si no estás dispuesto a llevar algo mas o menos voluminoso y que pese, una réflex no es tu cámara. Si vas a disparar solo en automático tampoco. Es una pena que la cámara tras pocos usos se quede en casa porque pesa, ocupa o no sabes utilizarla correctamente. Una réflex no te va a hacer mejores fotos por ella sola: para eso mejor una cámara sin espejo (mirrorless) o un buen móvil con buena cámara, al que además podrás sacarle muchos más usos.


En el caso de que una réflex se ajuste a tus necesidades, el siguiente punto crítico es qué tipo o tipos principales de fotos voy a hacer, porque no todas sirven para todo y no hay una cámara perfecta. Para fotos que tengan elementos que no se muevan (paisaje, retrato, viajes), casi cualquier réflex es buena para empezar. Pero si voy a hacer fotos a cosas que se mueven (deportes, acción…) necesitaré cámaras más avanzadas que tengan enfoque más rápido y preciso, máxime si las voy a realizar en ambientes con poca luz (noche, sombras, interiores…).

Marcas: Teniendo en cuenta la situación actual de Nikon y el escaso mercado de Sony o Pentax, la marca que recomendamos para réflex es Canon sin duda. Y no, Canon no nos paga nada ni tenemos ningún acuerdo con esa firma.

Si bien es cierto que hay muy buenas cámaras en Sony o Pentax, éstas presentan desventajas con respecto a las primeras: hay poca gama de objetivos (y caros por lo general) y accesorios de esas marcas o compatibles, hay pocas tiendas que los vendan y, además, en el mercado de segunda mano hay pocas opciones de venderlas por el primer motivo. También es interesante que si tu circulo de amigos y familiares utilizan una marca, tu acabes en esa marca: podrás pedir prestados objetivos y accesorios.


Otro motivo es que ya hay algunas marcas como Olympus que ha dejado de fabricar réflex, con lo cual los poseedores de cámaras y objetivos de dicha marca se han quedado sin renovación posible. Samsung y Sony parece que seguirán el mismo camino.


Cámaras como las Canon 200D 100D, 1300D, 800D, 750D o 760D o las Nikon D3400, D3500, D5600 y D5500 son muy buenas opciones.

Si quieres una réflex que pese muy poco y con buenas prestaciones, te recomendamos la Canon 100D o la nueva 200D, la réflex más prequeña del mercado, que pesa solo 400gr.


Objetivo/s: El objetivo de kit que viene con la cámara no es tan malo como dicen para fotografías de “andar por casa”. Este debe ser estabilizado (IS para Canon, VR para Nikon, OS para Sigma, VC para Tamron), máxime si es un teleobjetivo. Hoy en día, comprar un teleobjetivo tipo 55-250 o 70-300 sin estabilizador es un gran error, ya que además de obtener fotos movidas con más frecuencia, su calidad óptica suele ser inferior. El famoso objetivo 18-55 suele tener varias versiones, que aunque parezcan el mismo objetivo (por tener el mismo zoom), en realidad no lo es, ya que suele haber una versión estabilizada y otra no. La serie STM (de enfoque más rápido) de Canon está dando muy buenos resultados.


Muy pronto una nueva entrada sobre fotografía




101 vistas0 comentarios